. Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

viernes, 23 de julio de 2010

Reloj... no marques las horas (Cuando medir el tiempo te mide la vida)

Estábamos pasando un momento re- lindo, habíamos cenado un regia pizza a la parrilla , habíamos tomado cerveza y estábamos haciendo una sobremesa alusiva a la amistad que nos une, elegimos el postre, pintaba .... ma-ra-vi-llo-so y de golpe!.... todo fue a parar a los caños... El mozo dice que como hay mucha gente están un poco desboradados y el postre demoraría . Mi amiga mira la hora y dice : - me quedan 15 minutos y me tengo que ir........... ( la miro... no entendía nada) , le digo : - pero... y me contesta: - si a las 11 me voy ( eran las 10.45hs) porque tengo que bañar al nene y esa es "su hora", mira el reloj y dice uuuy!ya mismo cancelo el postre y pido la cuenta... mira al marido y dice : dale! vamos que se hace tarde!. Así terminó el día del amigo.
Después ya fuera del apuro y estupor de la velada vivida.... hice las reflexiones del caso y la pregunta que surgió fue : Que tan importante es el reloj para algunos y que tan importante es el tiempo para mi?
La escena es una mas de un millón de escenas en donde interviene mi amiga y su reloj, no sé como se me pasó por alto durante tantos años, nos conocemos desde los veintipico, pero nunca reparé en la importancia que ella le daba a la hora , todas las horas son una " death hour" para ella: la hora en que llegas, la hora en la que no llegas, los minutos que te atrasas, la hora en que te vas, la hora de irse a dormir , la hora de salir para no llegar tarde un sábado a comer unos fideos cualquiera!
Será que a cierta edad para algunos el tiempo es importante y para otros es importante la hora?
Me quedó la sensación de que por estar pendiente de la hora uno sin darse del todo cuenta, se pierde de disfrutar un momento que no se repetirá, habrá otros momentos parecidos, pero ese momento perdido es único e irrepetible, porque el tiempo no vuelve atrás y no podemos vivir lo ya vivido....
Entiendo perfectamente que administrar el tiempo es muy importante , es mas, para mi , el tiempo y la hora son parte de mi actividad diaria, un plazo vencido acarreas consecuencias nefastas, toda mi actividad se rige por plazos, pero fuera de ella, mi sentir es pensar en disfrutar cada minuto libre , sentir que de verdad lo estoy viviendo y no que el minuto simplemente está pasando.....
Cuantas cosas perdemos de vivir y disfrutar por cumplir la hora eh???............. la hora referí!!!!

7 comentarios:

Flor dijo...

MUY buen post!

Marcelo Cafferata dijo...

Realmente soy muy colgado con los tiempos.
PAra algunas cosas me tomo todo el tiempo del mundo y para otras cosas abogo por una inmediatez temible.

Pero yendo a lo que plantea el post, con el tiempo he aprendido que cuando estoy disfrutando y mucho mas entre amigos, no hay reloj que valga.
Tambien por otras circuntancias que estoy pasando, el aqui y ahora (por ejemplo con mis hijos) es unico. POr eso lo disfruto intensamente sin relojes ni tiempos fisicos, atento a esta calidad de vinculo que quiero tener con ellos y eso no hay reloj que lo mida.
Para que apurarse tanto? En el caso de tu amiga, es riquisimo disfrutar el postre, la sobremesa y que por un dia, el nene se duerma mas tarde, no pasa nada.

Quitarle dramatismo al reloj es una de las cosas mas aliviadoras.
El nene se duerme mas tarde, pero con una mama plena que se comio un flor de postre y una cena disfrutando a sus amigos.
A eso: no hay conqué darle.

Y ademas, Vesper, se que una sobremesa con Ud. y Lancelote es realmente para no perderse: nos reimos tanto que cargo las pilas hasta para ir contra las arenas del tiempo!. Besos!

nadasepierde dijo...

Para mi, el tiempo importa según el momento y la circunstancia, si la estoy pasando bien, no importa, si es algo que me gusta, no importa, lo manejo a voluntad. Quizas porque el tiempo sea una de las cosas que mejor manejo en mi vida. Pero al mismo tiempo odio las esperas y que me hagan vivir mis tiempos al compás del de los otros (turnos en médicos, colas insufrubles)...ahi hago la de tu amiga, me doy media vuelta y me voy.
Pero sé que no todo el mundo es asi, y mucha gente tiene estructuras como las de tu amiga, si no baña al hijo a las 11 se angustian, si no se acuesta a tal hora también...creo que son estructuras mentales que no tienen mucho que ver con lo bien o mal que lo estén pasando.

Lo bueno sería aflojar donde nadie nos corre, y aprender a disfrutar los buenos momentos, que como bien decís, son irrepetibles!
uy! hora de ir a preparar el almuerzo!
beso apurado

Juan Manuel Bulacio dijo...

Siempre pensé como vos Vesper. Por eso jamás miré la hora al ir a acostarme, aunque fuera ya casi de madrugada y tuviera que hacer una guardia el día siguiente desde las 8 o miles de casos así. Soy riguroso en el consultorio y con los compromisos asumidos por respeto a los otros y por necesidad, pero apurar una velada agradable es casi injustificable. También eso me ha llevado a ciertos abusos de mi cuerpo que siempre me propongo no repetir, pero no he tenido éxito hasta ahora pese a mi avanzada edad...

Verónica Molina dijo...

Yo creo que el tiempo está para derrocharlo generosamente en libros, buenos momentos, "cenas del día del amigo", experiencias de la hostia con gente que queremos y esas cosas. Uno no lo mide con la misma vara para todo, tampoco: yo, de hecho, lo trato con tacañería bien cronometrada cuando tengo que invertirlo en trámites, algunos compromisos de trabajo que son así como desangelados, cuando estoy cursando alguna cosa y no hay caso, el asunto es de tal hora a tal otra... y, sobre todo, cuando se acerca la hora en que Mile sale del colegio y mi mente empieza a calcular cómo estar en "el barrio" lo antes posible: a veces, quince minutos (justo los quince que me faltan para llegar a tiempo volando desde el centro) parecen una eternidad...

Pero sobre todo, Vesper, me parece increíble lo variado que viene a ser este mundo (y sus habitantes): la cosa es que cada uno es como es y anda siempre con lo puesto... y hasta parece que algunos vienen con el reloj bien incorporado. ;-)

Besos.

PD: por otra parte, tu amiga debe ser muy organizada con su tiempo, no? Le debe rendir muchísimo & para todo...

vesperLind dijo...

En realidad creo que mi amiga no administra muy bien su tiempo ya que por marcar una hora para cada cosa no marca que cada hora pasa y lo importante es estar al tanto de lo vivido, si no hicimos lo planeado en el tiempo establecido ( salvo que sea cuestion de trabajo) nadie se muere...Es algo que me planteo todo el tiempo ya que he sido criada con la costumbre de hacer primero lo que corresponde y despues lo que quiero y me pasa que muchas veces no me queda tiempo para lo segundo. El ver que tengo hecho lo que corresponde, pero no puede hacer lo que quería al final del día tiene un dejo amargo.... en cambio cuando resigne una parte para mi propio gusto, a pesar de no haber cumplido como Sarmiento me deja mucho mas conforme....
Es cuestión de darle prioridad a cada cosa y no planificar en un día mas cosas de las que uno puede hacer, cuando caigo en esa, el día es un sofocón constante y a pesar de haber hecho la mayor parte de lo planeado es como que no haber podido alcanzar el objetivo planteado no está bueno......
El tiempo es tirano de verdad!

Milenius dijo...

Soy incapaz de imponerme un horario a la hora de disfrutar. Si lo hago, siento que no disfruto. Como dice la Dra. Molina, soy muy tacaña cuando se trata de ir a hacer un trámite, pero a la hora de la joda tengo todo el tiempo del mundo.
Siento que a veces se ponen excusas para impedirse disfrutar, y eso me parece grave... La maldita cultura del sacrificio y del "tengo que" permanente nos ahoga y nos roba tiempo del bueno.

¡besos sin corridas!