. Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

jueves, 5 de agosto de 2010

Junta Cosas ( Descubriendo la obsesión)

Se paró en la puerta de Farmacity y vio que ese día había “2x1” y se dijo a si mismo : Junta! Esta es la tuya, y entró con toda decisión a hacer un desastre de buenas compras, que no solo le darían satisfacción , sino que no tendría que comprar estos artículos mas adelante y a mayor precio.
Ya dentro del negocio se volvió loco eligiendo de todo, ese día todo le era útil, la crema de afeitar, las maquinitas con super doble filo y banda lubricante, los cepillos de dientes, desodorantes, pomada para zapatos, hilo dental………….estaba como perro con dos colas, y todo a mitad de precio! Buenisimo…..
Al llegar a su casa y disponerse a guardar sus nuevos tesoros, abre el cajón del ropero en donde ubicaba estas cosas y ve con gran satisfacción que no le faltaba nada……. Tenía 20 cepillos de dientes, 10 maquinitas especiales para “ la afeitada masculina que quieren las chicas”, 5 hilos dentales de 50 mts cada uno, al ver esto, recapacita y se da cuenta de que por muy buenas y previsoras que fueron sus compras, no necesitaba la cantidad de cosas que tenía. Había cepillos de dientes para un año, ni hablar de los metros de hilo dental.
Y bué! se dijo , lo guardo todo para después, pero mientras cerraba lentamente el cajón se quedó pensando en esta costumbre inadvertida hasta hoy …. ( por que compraba cantidades de cosas de tocador como con miedo a que nunca le falten?)
Nunca había reparado en que esto era mucho mas que una inclinación a aprovechar las ofertas , esto era una obsesión..... desde cuando lo hacia? ...ya no lo recordaba.

15 comentarios:

Juan Manuel Bulacio dijo...

Me parece Vesper que las insatisfacciones que sentimos nos llevan a querer disfrutar de cosas rápidas para compensar. Por eso comprar (sirvan las cosas o no) o comer son compulsiones fáciles de adquirir. También está el que compra todo por las dudas, que como bien decís es una obsesión (de acumulación en algunos casos, o de supervivencia en otros).
En cualquier caso está bueno detectarlo para enfrentar (o tratar de hacerlo) el problema real que se expresa en nuestra conducta. Un beso
grande! JM
PD: también están los miserables que por ahorrar 10 centavos, gastan 10 pesos, aunque peor son los que no gastan nada de nada (cuñados abstenerse).

Conta Dora dijo...

A todos nos pasa eso... yo lo hago, me proveo y le gano a la inflación! (en la facu me mal enseñaron a aprovechar las ofertas). Eso si, lo importante es que si compras, sean cosas que efectivamente usás!! sino, ahí sale todo mucho más caro,

Besos!!!

Verónica Molina dijo...

Hay, Vesper, por qué me hacés esto??? Es que... yo soy de las que aprovechan las promociones! No compro compulsivamente y trato de seleccionar bastante entre todo lo que hay en oferta para comprar lo que realmente nos hace falta. Pero un poco "almaceno", también. No es porque le tenga miedo a una guerra nuclear y crea que en mi bunker estaremos encerrados muchos meses sin aprovisionamiento posible, no; pero sí es cierto que cuando veo que la inflación real va subiendo y puedo generar algún ahorro ahí, lo hago. Por otro lado, creo que la memoria emotiva nos puede jugar una mala pasada: me acuerdo perfectamente de ciertas cosas... como por ejemplo, ir a comprar con la familia al Hogar Obrero (yo era muy chica), y de pronto ver pasar al repositor remarcando los precios por los pasillos, delante de nuestro carrito... A mí, por lo menos, creo que el asunto de las ofertas me puede "pegar" un poco por ese lado.

Lo que sí me pasa mucho y me siento reflejada en tu post: llega un momento en que uno se acostumbra a comprar así, al estilo "me llevo dos", y ahí hay que parar un poco el carro porque ya es por puro acto reflejo, y más allá del ahorro concreto, uno va siguiendo las campañas de marketing que saben canalizar hacia sus góndolas las obsesiones y los miedos de los clientes.

Qué buen tema! Me voy a acordar de este post cada vez que vaya al super o a Farmacity. ;-)

Besos gigantes.

nadasepierde dijo...

Obsesiones?? quien yo???
nooooooooooooooooo claro que no.
ninguna!

un beso

Marcelo Cafferata dijo...

Mejor de mis obsesiones no hablo: quedará para comentar en otro posteo Vesperlindeano.

Lo que si puedo asumir es mi debilidad por el "lleva esto que viene con esto de regalo". No importa la utilidad, la necesidad o la trascendencia del mismo. El sólo hecho de que sea REGALO me subyuga.
Y como "les" desconfio, me paseo a la góndola donde viene el mismo producto SIN regalo y si verifico que vale lo mismo, salgo corriendo a la búsqueda del producto inútil e intrascendente que viene munido de un REGALO idem (inutil e intrascendente).
No suelo ser demasiado compulsivo con otras compras: pero toda regla tiene su excepcion.

ASUMO QUE NO PUEDO ENTRAR A UNA LIBRERIA Y COMPRAR UN SOLO LIBRO. O entro, miro y no compro nada, o cuando desaté la fiera el "me voy a comprar un librito" terminó siendo en el mejor de los casos un terceto.
(Y asi se acumula la linda pila que tengo "pendings" de leer... porque antes de que haya terminado el segundo del trío ya otra librería me capturó con su canto de sirenas....)

Elisa007_ Estrellandose contra el mundo que la rodea dijo...

me pasa igual q a marce y sobre todo con las ofertas de jabon en polvo... o se cual es mi obsecion con los jabones pero eso!! ESO JAMAS ME FALTA a tal punto q he llegadoa lavarme el pelo con ariel liquido de pajera por no recordar comprar shampoo

Juan Manuel Bulacio dijo...

Bueno, si de confesiones se trata, mis compras en el supermercado son un desastre a decir de mi familia. Dicen que ya no saben donde guardar las latas, gelatinas y sopas instantáneas! Aunque si de gustos se trata, es imposible para mí no "mirar" las vinotecas y afines y, "a veces", comprar algo. Otra más peligrosa que resisto con dificultad: toda clase de novedades tecnológicas...

vesperLind dijo...

Juan Manuel....Juan Manuel: vos si que sabes darle vuelta el marullo a las personas no? ay ay ay!siempre pensé que cuando me compro algo que me gusta mucho,es un gusto o cuando me pasa algo era como un premio a veces consuelo, otras veces como que me perdono y digo: Bueno, le pusiste toda la onda y no salió, no siempre sale todo y me compro algo...
Nunca pensé que esa acción podía estar relacionada con la insatisfacción....y si puede ser.......prestaré especial atención
Besos!

vesperLind dijo...

Conta y Vero: lo del tema de ganarle a la infación yo también lo hago...cuando veo un precio que me conviene me hago el planteo de que si espero por ahi mas a delante no lo podré comprar....
Aprovisionarse no está mal...pero fijate Vero que Junta tenía cepillos de dientes para un año y medio ......el tipo solo veia la oferta de lo que llamaba la atención o como dice Elisa no podía soportar no tener su cepillos de dientes al día....

vesperLind dijo...

Ahora si hay que confesar........ confieso! soy mas como Marce cuando hay 2x1 sólo compro lo que realmente es oferta también hago esa de fijarme cuanto sale el producto sólo o cuando viene la promo hago las cuentas....En donde no hago las cuentas en las liquidaciones de temporada.... me gusta todo , tengo que hacer un gran esfuerzo para determinar que "necesito" y que no....
Pero mi peor obsesión es... que me robo a mi misma..separo un dinero para comprarme cosas, siempre tengo un "canuto" para esa ocasión ... asi con Junta necesitaba los cepillos de dientes yo necesito mi ahorro extra........cuando el ahorro no me alcanza....saco de otro lado ...y siento que me robo.....despues hago el mea culpa y me devuelvo....cada uno tiene lo suyo!nadie se salva
Ya confesé ........ que alivio

Juan Manuel Bulacio dijo...

No Vesper! Disfrutá en paz de tus compras y de tus premios! Solo hablaba de ejemplos más severos, sory!!!!! Olvida mi primer comentario! Beso culposo. JM

Verónica Molina dijo...

Ok, total, si de obsesiones se trata, éste es el momento ideal para hacer esta confesión: no sé qué cazzo iba a poner en mi comentario anterior, pero que quedó un "ay" de interjección escrito como "hay" del verbo "haber", y me jodió saberlo durante TODO el fin de semana. Sé que es una soberana tontería, pero NO LO PUEDO CORREGIR y me parece que sufro una obsesión mucho, pero mucho peor que seguir comprando cepillos de dientes cuando ya tenés para un año y medio...

He dicho. Ahora sí, con la mente más ligera, espero poder irme a dormir tranquila.

Besos.

Marcelo Cafferata dijo...

Vero: hace como mis clientes que escriben indistintamente AHI, HAY o AY!
Entonces quedan mails como

ahi que ver como queda el IVA con las facturas que te estoy mandando

HAY! me olvide de decirte que habia que dar una baja

Es que por ay tendriamos que ver otra alternativa...

Que? No sabias? Son intercambiables! Y sip, si mis clientes lo dicen, el cliente siempre tiene la razon (tienen la razon, pero el diccionario lo perdieron hace tiempo) =)

Juan Manuel Bulacio dijo...

Ya tarde, vuelvo casi compulsivamente al amigable site de Vesper. Y bien que lo hice! Grande Vero con su perfeccionismo ortográfico (pjalá yo lo tuviera!) y Marcelo, con sus imperdibles comentarios! Ahora si, creo que es hora de dormir...

vesperLind dijo...

Gracias a todos por pasar por "mi casa" para dejar sus obsesiones .......me hacen sentir muuuuucho mas normal...
Escribiendo rápido yo también a veces escribo cual quiera y me da una bronca ... si de fijan en el post anterior puse OVBIO ( me salio mitad obvio y mitad ovni...) lo iba a arreglar y al final dije........ que taaannto se entendió ... punto!
Hagamos como los clientes de Marce o como los que se mandan los sms que parecen un jeroglifico...