. Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

lunes, 31 de enero de 2011

No es lo que parece...........

"Todas quieren ser como nosotras" es el último dialogo que tienen Andy Saks y Miranda Priestly un poco antes del final de la pelicula Devil wears Prada , después de verla la vez quichicientos mil, me quedó rondando la idea de cuales son los modelos que elegimos imitar como para darle un toque a la vida?, cuantas veces cambiamos ese modelo y en que momento dejamos de buscarlo....
Seguramente en la juventud primaria ( digamos de 18 a 25 años) un modelo a seguir sea el de la superchica, elegante, exitosa , simpática, culta , eficiente , amada, adinerada y admirada por todos ....... digamos casi un imposible! ( modelo este que con los años encontraremos, no era todo eso que veíamos sino que nada más que para participar hay que pagar su precio).
En la segunda etapa de la juventud, quizás ya el modelo a elegir sea otro, quizás más real, esta vez querremos ser más aplomadas, seguras, exitosas en lo que hayamos elegido y en el plano económico. Para lograrlo, todas las oportunidades son buenas, tan buenas que el "modelo" a seguir nos convierte en una especie de "nómada laboral" salticando de un trabajo a otro hasta encontrar aquel empleo perfecto en donde seamos reconocidos en total plenitud, o creamos que lo somos ( años más tarde vemos que la elección no ha sido tan feliz como esperábamos), porque si bien llegamos a cumplir con varios de los objetivos trazados, esto nos llevó tanto tiempo y energía que casi casi como en la canción "Me olvidé de vivir" y encima casi se me pasa el tren y me convierto en un robot.
Pero......MOMENTO, pero esto no es lo que quería! este no es el modelo de vida esperado, de afuera quizás se ve fantástico, pero cuanto llevo invertido en una linda vidriera.....eh!.... todo????
Ya en la última parte de la juventud: ( bueno, cada uno la hace durar lo que quiere! yo la quise dividir en tres partes y a estas alturas ya no pongo ni la banda de edades, cada uno saque conclusiones) quizás algunos, otro no, creemos que la vidriera no es lo más importante, que si bien no estábamos equivocados en algunas cosas imaginadas, no le habíamos podido dar la dimensión y perspectiva que tenían y el éxito el y disfrute soñados , lo dan las "cosas simples de la vida" trilladísima frase esta , pero tan real como trillada , pequeñas cosas que nos hacen sentir en paz , que nos dan ese estado de : " que bien me siento hoy!" sin necesidad de mirar hacia los costados para ver si alguien me está mirando o si algún otro le parece bien o mal, me aprueba o desaprueba, decide imitarme o ignorarme ....

7 comentarios:

Marcelo Cafferata dijo...

Es un temita que sin dudas tengo que seguir trabajando, pero cada vez me importa mas estar bien yo, con mis hijos, con mis amigos, con mis afectos que tratar de encajar en algun modelito predeterminado.

Es obvio que taaaantos años de tratar de jugar al "queda bien" dejan su impronta -mas los designios de lilita04, mi progenitora- pero con el tiempo, todo va pasando por un rotundo LAVERAP, si! y todos los mandatos, lavado a lavado se van encogiendo.

Dejando paso a lo que realmente tengo ganas, cueste lo que cueste. Y mira que cuesta, eh!

Vesper Lind dijo...

Y si cuesta un montón, pero de a poco uno se va acostumbrando y va aprendiendo a elegir sin copiarse de otros, a la larga está bueno porque es solo la propia responsabilidad sobre uno mismo

Verónica Molina dijo...

Pareciera que todos tenemos referentes -y hasta mentores- que validamos nosotros mismos, en función de lo que queremos o soñamos o tenemos pendiente o vaya a saber qué.

Ahora, por ejemplo, me asombra la gente que sin dejar de tener sus responsabilidades, logros, sonados éxitos (y también fracasos), puede sostener un estilo de vida sencillo y disfrutar del "savoir vivre" con buen humor.

Ojalá yo pueda, algún día, ser así como ellos. ;)

Besos.

nadasepierde dijo...

Tal cual.... la vida nos va llevando por distintos modelos, hasta que por fin, por suerte!!!!, ya ninguno nos cabe....y lo mejor es ser uno mismo, y hasta el hecho de no encajar en ninguno nos alegra un poco, no???
Yo creo que fui como decis, pero nunca encajé del todo en ninguno...cuando tenía que ser "cheta" por todo el entorno, jamás logré sentirme así del todo, y lo reconozco, muy a mi pesar en esa época, y después, la vida se ocupó de ubicarme sin necesidad de mirar a otro... Por suerte!!!!
y hoy por hoy, si puedo decir que me alegran las pequeñas cosas de todos los dias... aunque reconozco que decir esto cuando uno tiene un montón de cosas ya bastante bien resueltas es bastante facil.

un beso

Verónica Molina dijo...

Vuelvo a comentar, porque me pareció buenísimo el ejemplo de Ana "Nadasepierde": la vida se ocupa de ubicarte donde te cabe (porque antes, probablemente, no cabías bien en ningún lado). La juventud es hermosa, pero hay que bancarse el aprendizaje por aproximaciones sucesivas, mondo cane. A veces no es tan fácil, pareciera, ¿no?

Vesper Lind dijo...

Vero : A mi tambien me gusta es que esta conforme con su vida sea esta como sea, quizas es la meta a seguir en este momento, poder hacer pequeños cambios para que pueda tener una de cal y una de arena, por lo pronto el trabajar en mi casa es algo que ayuda mucho, sobre todo desde que puedo separar los momentos de trabajo de los momentos de la vida diaria...
Por otra parte, creo que a veces con la juventud uno se confunde y piensa que lo puede hacer todo y que ese todo es lo que le conviene, cuando lo que conviene es buscar el propio lugar , no todo es para todos- Besitos!

Ana : Yo no sé si fue que quise encajar en varios medelos, creo que fue que hacía loq ue se usaba como estilo de vida, el tema es que por ejemplo en mi profesión se usan cosas que a mi no me gustan ni me quedan cómodas , trabajar está bueno , pero cuando es lo único que haces necesitas un replateo , a veces se es feliz sin una "superstar" o una "womanmachine " , al menos para mi,
Beso grande!!

lady baires dijo...

Vesper, lindo post!
Che, nunca seguí modelos, ni patrones, ni hice las cosas "porque quedaba bien", pero reconozco que no era lo habitual. Era necesario mirar al menos un poquito para los costados.
Hoy me manejo con la autenticidad al frente.
Sino, sabés qué laburo hacer y deshacer conforme manda la sociedad?

Besos grandes para vos, Vesper!!