. Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

jueves, 1 de diciembre de 2011

Como sera?


Como sera poder dar rienda suelta a lo que uno desea y llevarlo a cabo sin tanto pensar...?

Se sentirá la verdadera sensacion de libertad?

Cómo sera imaginarse que después de hacerlo , todo salio bien tal y como queríamos que salga?

Sera la sensacion del perfecto disfrute, el goce de sentir que se tiene lo que realmente se quiere?

Cómo sera que si no salio tan bien, el aceptar las consecuencias y asumirlas no sea una tortura o una culpa eterna que vas rumiando por años?

Cómo sera poder decidir  dar un golpe de timón y cambiar absolutamente el rumbo de nuestra vida por el solo hecho de que no nos gustaba lo que estábamos haciendo?

Cómo sera tomar esta decisión sin tener que pensar en las seguridades que nos da esta vida que queremos cambiar ?

Cómo sera vivir sin pensar en "el que diráan" o en lo que dictan las convenciones sociales?

Cómo sera vivir  sin tener esa necesidad de querer que todos nos aprueben?

Cómo sera  seguir para adelante a pesar de los demás ?.

.
.
.

3 comentarios:

Verónica Molina dijo...

Nos haría sentir una ENORME libertad, seguramente. El gran mérito está en pensarlo bien un ratito antes de patear todo el tablero. Ahí, en ese momento, cuando Una decide si va a hacerlo o no, analizando qué es lo que nos molesta y si es seguro que es eso lo que queremos. Ahí se sabe un poco más para qué lado va la cosa.

Una vez que la decisión de cambiar está tomada, sólo es cuestión de tiempo: antes o después volveremos a sentir ese vientito soplándonos en la cara. De alguna manera. Aunque todavía ni nos imaginemos cómo.

Beso grande, Vesper.

Minombresabeahierba dijo...

No hay nada mejor que los caballos salvajes.

Pues no sólo no tienen las riendas sueltas, sino tampoco tienen riendas.

De ellos se aprende mucho.

Besos.

Juan Manuel Bulacio dijo...

Debe ser maravilloso! Y aunque no lo logremos, creo que vale la pena intentar acercarse. A lo mejor, en alguna oportunidad nos aproximamos a la libertad y descubrimos que no era tan imposible como creíamos...