. Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

martes, 19 de julio de 2011

Aquellas amigas que quedaron en el camino...




Siempre tuve amigas , no puedo decir que me hayan faltado, pero si puedo decir que no me han durado para siempre, ni siquiera que todas o la gran mayoría han podido superar una era completa de mi vida.

He tenido amigas fantásticas en la infancia y otras igual de buenas en la adolescencia, hemos pasado grandes momentos y me han quedado hermosos recuerdos.

Las primeras que perdí fue cuando me mudé de barrio, por un tiempo nos seguimos viendo , pero un nuevo colegio y nuevas afinidades mas cercanas me alejaron de ellas, crecimos, conocimos nuevas amigas , seguimos el camino... no fue un dolor , simplemente pasó, y todo siguió fluyendo

En la adolescencia y juventud encontré chicas barbaras  con las que compartimos todo, hemos sido compañeras, confidentes, compinches, todo lo que se puede esperar de esa idílica hermana que una imagina desde chiquita, casi siamesas , como soy única hija las amigas son super importantes para mí, pero no deja de llamarme la atención como ese lugar se va ocupando con los años  por distintas personas , es raro como un sentir tan entrañable se puede experimentar con alguien distinto en distinta etapa.

Como con todo hay amigas preferidas  y simplemente amigas, amigas para salir, para divertirse, para confesarse para acompañarse en esos dificiles momentos en donde sólo una amiga puede dar consuelo .

Haciendo un raconto veo que así como yo las he puesto en lugares preponderantes de mi vida, ellas también me dieron ese espacio en las suyas , una verdadera calle de doble sentido en donde el cariño y la confianza iba y venia , pero misteriosamente algunas veces y sin misterios otras, ha habido un momento en donde el espacio quedó vacante .

Para mi es vital compartir , tener ese otro lado del espejo , esa opinión crítica y sincera de algo, no hay nada mas lindo que pasar horas tomando café o salir a mirar vidrieras  , al lado de una amiga una nunca deja de ser esa nena coqueta que va del brazo  de la otra diciéndose señora esto, o señora aquello,  es como que  esa cosa lúdica y femenina  de la infancia  esta igual de fresca siempre.

Quizás las he perdido en el tiempo porque como en todo hay cierto grado de exigencia, como seguramente ellas también lo han tenido y quizás no he podido alcanzarlo, la cuestión es que , por las causas que haya sido, extrañamente no es algo que me entristezca,  todo lo contrario  siempre las recuerdo bien, siento que me enriquece saber que no han sido pérdidas ,  sino que simplemente vivimos el momento que teníamos que vivir juntas  ,y a su tiempo cada una siguió su propio camino  .

2 comentarios:

Alicia Seminara dijo...

Eso está bien, quedarse con un recuerdo positivo de aquellos amigos que se perdieron por el tiempo o la distancia y no por diferencias.

Aunque de lo malo siempre se saca algo positivo!

Que disfrutes de tu día!

Juan Manuel Bulacio dijo...

Si a los antiguos amigos siguen presentes en nuestros recuerdos, lo están en nuestros afectos, y entonces...siguen siendo amigos!