. Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

martes, 31 de julio de 2012

HOY

Hoy: mal día


Parecía que empezaba normal como cualquier otro, pero no…

A pesar de haber realizado las rutinas necesarias para que todo funcione sobre rieles (levantarme temprano, salir con tiempo, llegar a la hora etc.) , la piedra en el camino se hizo insorteable, fue una piedra estilo de las que se le caen a coyote en la cabeza? … de esas.

En un formulario me equivoqué en un número, si, en un simple número y para ensalzarme en mi suerte en el tramite del día, me tocó una empleada quenuncametoca … y hoy me TOCO (en sentido amplio), para mejorar, descubro también HOY que no le caigo muy bien o es la vida la que no le cae, lo que sea , me empezó a dar vueltas, y criticar los formularios y pedir requisitos estúpidos usando un tonito chotito, una carita del ort, unos gestos impacientes, esos típicos de : _Gordita este trámite no lo haces…. Acá no!... en una palabra , por mas que remé…. No way

Salí de ahí , lo que se dice : decapacaida, no sé porque me afectó , pero quede apaleada , frustrada y enojada conmigo, una boludez, no es el primer trámite que no entra, pero la pugna con la señorita “mecaesmal” misteriosamente me dejó mal parada : será porque me aguante todo lo que le quería decir? , será porque el número estaba mal de verdad? . será porque me sentí descubierta en el error?.... será todo junto ¿?? La cuestión es que a medio camino decidí volver caminando , así se me aireaban un poco las ideas – porque el día sigue .

En mi caminata pensaba en todo el peso que llevaba en la espalda… aaah siii, cuando nos ponemos mal , lo hacemos en forma , nada de andar con chiquitas , para consolarme pare en una florería y me compré una plantita de lavanda, dicen que su aroma purifica y relaja …. en realidad me encanta la lavanda y por eso la compre , para mi consuelo el florista era un señor muy amable y sonriente, el día quería mejorar, en la vereda de enfrente había una casa de ropa , estamos en época de liquidación , entré , obvio , algo me gustó, lo compré … después mientras caminaba y me congelaba bien con el frío que hace, pensaba :  puede que esté bien que me premie aunque me haya equivocado, me consuelo, puede que  esté bien que de rienda suelta a la frustración, quizás hasta esta bien que me ponga mal cualquier día y por cualquier cosa, lo que no está bien es que permita que la desaprobación de cualquiera me afecte, y esa afectación haga que entre en el circulo de : me frustro, me castigo, y trato de consolarme comprando cosas que no son mas que cosas vacías e inanimadas que no se pueden convertir en la excusa para sentirme bien….


1 comentario:

nadasepierde dijo...

Lo bueno de los malos dias, si es que tienen algo de bueno, es que en un momento se acaban, cuando nos damos cuenta que algo llegó al rescate.
Y si en el interín te querés premiar con algo...está muy bien.
Espero que pase pronto.
Beso